MDMA
extasis

Esta droga pertenece la grupo de las alucinógenas entrando en el subgrupo de las Fenetilaminas o Metanfetaminas. Es la droga de diseño probablemente mas utilizada y conocida dentro de este grupo. Aunque en su estructura química básica se parece a alucinógenos muy potentes como la mescalina, su capacidad para crear alucinaciones es sensiblemente inferior, en torno al 20% de los casos.

mdma droga

MDMA


Historia MDMA

La MDMA fue descubierta por Anton Kollisch colaborador de una empresa farmacéutica alemana en 1912. Inicialmente conocida como metilsafrilaminico, se fabricó como un compuesto original para sintetizar medicamentos que controlarían hemorragias.

La MDMA atrajo a unos pocos seguidores en la comunidad de psiquiatras a fines de la década de 1970 y principios de la década de 1980, a pesar de que la droga no se había probado en ensayos clínicos formales ni había recibido la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos para el uso en seres humanos. Algunos psiquiatras opinaban que mejoraba la comunicación en las sesiones con los pacientes y permitía que los pacientes vieran sus problemas con nuevas perspectivas. Fue también en esta época cuando la MDMA comenzó a estar más disponible en la calle.

Efectos MDMA

El consumo del principio activo se lleva a cabo por medio de pastillas, siendo ingeridas estas por vía bucal o bien polvo diluido en agua o pequeñas tabletas que alcanzan el resultado esperado a partir de 45 minutos después de la ingesta. También puede realizarse de un modo intranasal o intravenoso, pero es menos frecuente dado el entorno en el que se suele consumir. La vida media activa es de 6 a 8 horas.

Una vez sintetizado el principio del MDMA en el organismo, puede inducir euforia, sensación de intimidad con los demás y disminución de la ansiedad

Produce una pérdida de la timidez, volviendo al individuo más extrovertido, una sensación de alegría absoluta y de hiperactividad, aumento de la tensión muscular, dilatación de las pupilas, puede causar chasqueo de las mandíbulas entre si, denominado bruxismo y una pérdida parcial del sentimiento de dolor físico.Los efectos psíquicos son euforia, incremento de las emociones como calidez y confianza, del gregarismo, y de las habilidades de comunicación. No son comunes las alucinaciones, por lo menos a dosis habituales.

La hipertermia es el mayor peligro a corto plazo, existen casos documentados de muerte con un único consumo de éxtasis. Bailar, sudar y no beber agua aumenta el problema; pudiéndose producir hipertermias de hasta 42º/43º y a estas temperaturas la sangre empieza a coagularse. Se produce una coagulación intravascular diseminada, que lleva a una ruptura muscular generalizada y esta a un fallo renal agudo, y, finalmente a la muerte.

Se han documentado una serie de efectos con el consumo crónico de metanfetaminas, especialmente MDMA, que incluyen: pérdida de peso, astenia, ansiedad e irritabilidad, depresión, e incluso trastorno de pánico y psicosis paranoide.

Riesgos habituales
MDMA

Una dosis moderada de MDMA también puede reducir la eficacia de bombeo del corazón en personas que la consumen regularmente, lo cual es una preocupación especial durante los períodos de intensa actividad física.

La MDMA también puede causar efectos secundarios adversos, entre ellos, tensión involuntaria de la mandíbula, pérdida del apetito, leve distanciamiento de uno mismo (despersonalización), pensamientos ilógicos o desorganizados, piernas inquietas, náuseas, bochornos o escalofríos, dolor de cabeza, sudor y rigidez muscular o articular.

En las horas siguientes al consumo, la MDMA produce una reducción importante de la percepción y predicción del movimiento, por ejemplo, la capacidad de evaluar si un conductor está en peligro de chocar con otro vehículo. Esto destaca los peligros de realizar actividades complejas o que requieren habilidades específicas, como conducir un automóvil, mientras se está bajo la influencia de esta droga.

El consumo de MDMA parece estar asociado a comportamientos sexuales de riesgo, como no tomar precauciones al tener relaciones sexuales. Parece también que entre los consumidores de esta droga, se reduce la edad de iniciación a las relaciones sexuales. En personas que reportaron consumo habitual de MDMA y que manifestaban tendencias bisexuales se comprobó que los comportamientos de riesgo de índole sexual eran más intensos.