Cocaina

Quizá la droga ilícita estimulante por excelencia sea esta, la dama blanca, nieve, burro, talco. Tantos nombres comunes tienen un significado concreto: Su uso a lo largo de la historia desde su síntesis ha estado realmente extendido en todo el mundo. Su popularidad alcanzo índices de éxito terroríficos entre los años 80-90 del siglo XX. Y aunque la hoja de coca se viene consumiendo en países sudamericanos desde la antigüedad , el clorhidrato de cocaína o benzoilmetilecgonina no se llega a sintetizar hasta el año 1859. Es Albert Niemman quien aísla un alcaloide de la hoja de coca traída de Perú un año antes y lo bautiza como Cocaina.

cocaina droga

Cocaina


Historia Cocaina

Parece que fue Sigmund Freud el precursor del uso de la cocaína y el facilitador de su uso como anestesiante local, utilizándolo algunos de sus colegas médicos en distintas terapias e intervenciones. Al mismo tiempo Freud fue uno de sus defensores y usuarios más destacados. La marca Coca-Cola en sus inicios incluía pequeñas dosis de cocaína en la receta de sus refrescos, aunque el gobierno Americano la ilegalizó posteriormente. Hoy día y casi desde que se descubrió se ha venido utilizando como componente de anestésicos locales utilizados habitualmente en cirugía.

La cocaína normalmente se vende en todas partes en forma de polvo blanco, fino y cristalino que se conoce en español como “coca”. Los vendedores mezclan la cocaína con sustancias de todo tipo , tales como la maicena, el talco o el azúcar; o con drogas activas como la procaína (un anestésico local de composición química parecida) u otros estimulantes, como las anfetaminas. Algunos consumidores combinan la cocaína con la heroína en lo que llama un rebujo o café con leche.

Efectos Cocaina

Hay dos formas químicas de la cocaína que suelen consumirse: la sal de clorhidrato (que es soluble en agua) y los cristales de cocaína o base(que no son solubles en agua). La sal de clorhidrato, o la forma en polvo de la cocaína, se consume con mayor frecuencia de forma inhalada. Los cristales de cocaína se precipitan con amoniaco o bicarbonato sódico y agua posteriormente son calentados para eliminar el clorhidrato y producir una sustancia que se puede fumar. El término “crack”, para los cristales o base de cocaína, hace referencia al sonido crujiente que se oye al fumar esta mezcla.

Los efectos de la cocaina aumentan la actividad en la rama simpática del sistema nervioso autónomo, se aumenta el ritmo cardíaco, la tensión arterial, la frecuencia respiratoria y la sudoración. La sangre va hacia los músculos estriados y hacia el cerebro, se eleva la temperatura y las pupilas se dilatan.

A nivel conductual producen un incremento positivo del humor, una mayor sociabilidad y aparente simpatia. Se incrementa la alerta y se produce insomnio. Incrementa la capacidad de acción de ciertas tareas que requieren esfuerzo físico, reduce la sensación de cansancio, pero por el contrario, produce disfunción en el organismo y anestesia los mecanismos defensivos y compensatorios del esfuerzo.

Los estimulantes aumentan también la resistencia a la fatiga por lo que han sido usados como ayuda para el estudio. Asimismo se deteriora la ejecución en tareas de razonamiento complejo.

Desde el punto de vista del consumidor de cocaína, unos 30 segundos después de llevarse a cabo la inhalación, ( esta celeridad se produce por la capacidad que tiene la coca de traspasar la barrera hematoencefalica ) la sensación de euforia es tremenda. Se siente muy fuerte físicamente, absolutamente desinhibido, y con gran seguridad en si mismo.

Como contrapartida, existen efectos secundarios y riesgos de sobra conocidos en todo el mundo. Uno de los riesgos más importante del consumo de cocaína a altas dosis es la muerte por sobredosis. La dosis letal varia dependiendo de muchos factores como son el estado físico y de salud de la persona que consume, la tolerancia que haya ido adquiriendo. .

Riesgos habituales
Cocaina

La muerte puede manifestarse por varias razones como crisis convulsivas, arritmias cardiacas, infartos de miocardio, hemorragias cerebrales etc. Cada vez es mas común la aparición de problemas cardiacos en personas jóvenes como consecuencia del consumo de cocaína.

Cuando se consume con frecuencia y durante mucho tiempo se producen además de los efectos agudos, como son la tolerancia y la dependencia. Primero se produce la tolerancia aguda, que es la necesidad de conseguir el mismo resultado que las primeras ocasiones en las que se consumió la droga, además se puede producir tolerancia inversa que sería la consecución de un efecto máximo con una mínima dosis, lo que explicaría algunas muertes por sobredosis. A largo plazo también se puede manifestar el síndrome de abstinencia, que si bien no amenaza la vida es bastante terrible, que incluye depresión, retraimiento social, necesidad de volver a consumir, calambres e insomnio.

El síndrome de abstinencia de la cocaína se desarrolla en dos fases: El “Crash” que dura entre 1 y 14 días y se manifiesta como un deseo intenso de consumir cocaína, con alternancia de estados de gran alteración y agitación, unidos a una profunda decaída anímica.

La segunda fase se denomina “retirada” y en ella el consumidor puede pasar entre 1 a 10 semanas con intentos de consumo, depresión moderada a severa y una clara sensación de ausencia de intereses generales incluso vitales y gran dificultad sentir placer.

Adicionalmente la coca puede producir psicosis cocaínica, que es una modificación de la conducta que tiene gran parecido a la esquizofrenia paranoide.

El termino Cocaismo se corresponde a la acción de mascar las hojas de coca mezcladas con harina de caliza. Esto provoca dificilmente síntomas de adicción, ya que la cocaína con la caliza se transforma en ecgonina. Esta acción es muy común en las comunidades indígenas de las zonas de cultivo. En paises como Bolivia, Perú y norte de Argentina las hojas de coca se compran legalmente en almacenes y kioscos, repartidas en bolsitas plasticas de color verde. Las bolsitas se venden en pequeñas cantidades a un precio muy bajo y es posible su traslado a otros paises. Entre sus efectos, masticada la hoja de este modo, están: disminución de la sensación del mal de altura y el hambre.

El cocaísmo realizado con asiduidad ataca a los dientes. La mezcla de sales se realiza metiendo en el recipiente que la contiene el dedo húmedo, luego se introduce en la boca mientas se mastican las hojas. Se suele utilizar Bicarbonato de potasio, pero más comúnmente Bicarbonato de sodio, ya que el primero disminuye la presión arterial. El uso de dichas sales se lleva a cabo con el propósito de obtener más intensidad de los compuestos contenidos en las hojas.

En Perú se conoce como "Chacchar" que proviene del quechua "chakchay", y en Bolivia como "Pijchar" termino llegado desde el aymara que significa masticar, para estas culturas las hojas de coca se mezclan con "llipta" que es la ceniza obtenida de la quinua, tabaco, maíz o cualquier otra planta rica en sustancias alcalinas, a la cual se le añade sal en algunas ocasiones.

Chacchar o pijchar es parte de un ritual o acto social dentro de los pueblos andinos de Perú y Bolivia, inmerso todo ello en un entorno cultural ancestral. El consumo de cocaína es parte de un comportamiento “snob”, probablemente provocado por individuos inmersos en estratos sociales sin cultura real.