Ayahuasca

La ayahuasca es el brebaje sicodélico utilizado ritualmente por los chamanes, curanderos o maestros ayahuasqueros de las etnias del Amazonas —desde hace más de cinco mil años— como un camino para obtener la expansión de la conciencia.

ayahuasca droga

Ayahuasca


Historia ayahuasca

La huasca, yagé, purga o daime, son algunos de los nombres utilizado para referirse a esta antigua y sagrada pócima. El brebaje se obtiene mezclando dos o más sustancias farmacológicamente activas: la liana de la Ayahuasca (Banisteriopsis caapi) y la Chacruna (Psychotria viridis), que son machacadas y cocidas en agua hirviendo hasta 16 horas. La ayahuasca ha sido el secreto de la curación y la vida espiritual en la gran cuenca del Amazonas desde tiempos inmemoriales. La sinergia entre ambos elementos activa la diemetriltriptamina (DMT) en el cerebro. La DMT no tiene actividad cuando se administra oralmente a menos que esté acompañada de un inhibidor de la MAO (monoaminooxidasa), como sucede en el caso de la ayahuasca.

La DMT es un alcaloide triptamínico, responsable de los sueños en la fase REM del descanso inconsciente. Es el responsable de los sueños lúcidos también. Se dice que el cuerpo sólo libera el DMT al nacer y al morir, lo que ha hecho muy popular su adquisición sintética por mucha gente. Pero el DMT que se puede conseguir en los mercados habituales no tiene ninguna relación con los principios de la ayahuasca.

En el último cuarto del siglo, personas procedentes de EU y Europa comenzaron a peregrinar a América del Sur, motivados por ser parte de las experiencias tempranas de ayahuasca en Perú. Incluso William Burroughs viajó en 1950 a Sudamérica para probar el yagé. De hecho, se puede considerar a Burroughs como el primer turista de la ayahuasca. Narró su viaje a su amigo Allen Ginsberg, y de cuya correspondencia tenemos el libro epistolar The Yage letters.

Efectos ayahuasca

La ayahuasca, o "soga de los espíritus" en quechua, es una infusión hecha de la vid Banisteriopsis caapi y hojas que contienen DMT del arbusto Psychotria viridis. Por eso es ilegal en muchos países. Los chamanes de Latinoamérica llevan siglos usándola como sacramento religioso. Se le conoce por su capacidad para alterar los estados mentales de las personas, provocar alucinaciones y, a veces, traer al presente recuerdos traumáticos.

Durante años, mucha gente ha promocionado la ayahuasca por su capacidad para curar todo, desde la ansiedad y la depresión hasta el TEPT.

La población indígena y mestiza del noroeste amazónico ha utilizado la ayahuasca de forma terapéutica desde hace siglos, dijo Rafael Guimarães dos Santos, uno de los investigadores que realizaron el estudio, vía email. "Además, cada vez hay más gente de todo el mundo que busca rituales con ayahuasca para mejorar su salud".

Hasta ahora, solo se habían realizado estudios de seguimiento observacional de la ayahuasca y se habían limitado a deducir sus efectos sobre el cerebro usando técnicas de neuroimagen. Guimarães dos Santos explicó que su grupo de investigación buscaba respaldar los estudios observacionales previos sobre el potencial curativo de la ayahuasca.

Para su estudio, los investigadores administraron ayahuasca a seis voluntarios que padecían depresión y que no respondían a los tratamientos convencionales farmacoterapia. "En este pequeño grupo de pacientes, observamos efectos antidepresivos y ansiolíticos de rápida acción (que empezaron en minutos/horas) y larga duración (hasta 21 días después) después de administrar una sola dosis de ayahuasca", explicó Guimarães dos Santos. "Nos sorprendió observar esta respuesta antidepresiva tan rápida y duradera con una sola dosis, y que la mayoría de los voluntarios no experimentaron efectos sicodélicos intensos".

El estudio piloto recibió critica negativas por la plaza de un grupo placebo y el número limitado de voluntarios. Sin embargo, Brian T. Anderson, un investigador médico que también estudia la ayahuasca en el departamento de siquiatría de la Universidad de California, dijo que aunque el estudio fue pequeño, representa un paso importante en la exploración científica del potencial de la bebida vegetal como tratamiento médico.

Riesgos habituales
ayahuasca

La toxicidad de la ayahuasca es baja y no hay riesgo de adicción, pero su consumo no está exento de riesgos, tanto por los propios efectos secundarios de la combinación de sus principios activos, como por su efecto alucinógeno, o por la ausencia de control sobre quienes la preparan y difunden fuera de los lugares en los que su uso es tradicional. Los efectos secundarios más frecuentes son las nauseas, vómitos, diarreas, midriasis, ataxia, sudoración, o temblores. Otros efectos menos comunes son la hipertensión y las arritmias.

Sin embargo, el peligro más serio se deriva de su efecto sobre el córtex cerebral, que puede provocar un cuadro psicótico cuya duración varía, pudiendo ser agudo, o bien más duradero y en algunos casos, ser irreversible. Está documentado que desencadena esquizofrenia en personas predispuestas

En el contexto de su uso tradicional, y amparándolo bajo el art. 2º de la Convención para la salvaguarda del patrimonio cultural inmaterial de la Unesco, el 24 de junio de 2008 el gobierno peruano declaró el ayahuasca Patrimonio Cultural de la Nación mediante Resolución Directoral Nacional.

Como terminación de nuestro artículo me gustaría relatar la experiencia de nuestro psyconauta, pero en este caso todavía no ha tenido la oportunidad de encontrarse con la pócima mística. Parece ser que la Ayahuasca te busca de un modo universal. Poco a poco, en el devenir diario de tu propia existencia, los acontecimientos van organizándose, dirigiéndote hacia ella. Este transcurrir oculto a la percepción primaria va fortaleciéndose hasta que los indicadores son tan fuertes que te encuentras en una ceremonia tradicional de chamanes que te están ayudando a ingerir la sustancia.

La experiencia vital, relatada por @olfabulous, comienza con ese peregrinar en confabulación con el universo que te va dirigiendo hacia la Ayahuasca. Cuando por fin se contacta con ella, se trata de un pequeña muerte para renacer completa y renovada, este renacimiento viene acompañado de una comunión absoluta con el universo, una conversión del alma en tiempo y espacio, vómitos y alucinaciones.

La Ayahuasca es una sustancia ancestral utilizada por chamanes Peruanos con fines absolutamente trascendentales, que por desgracia se está convirtiendo en un reclamo turístico para dementes snobs.