Adrafinil La droga inteligente

El adrafinil es un eugeroico estimulante que pertenece a la misma familia que la efedrina, Yumbina, anfetaminas, cocaína, etc. Actualmente se conoce como la droga inteligente. El nombre comercial del adrafinil o modafinil, es: Provigil. Se trata de un Nootrópico sintético muy potente, desarrollado en principio por la farmacéutica Lafon y cuya finalidad terapéutica era impedir la narcolepsia y por ende estados de somnolencia continuados o falta de concentración. Hoy por hoy, su uso farmacológico está destinado a combatir estados de debilidad memorística, falta de concentración, etc.

Adrafinil


Historia Adrafinil

Su constante búsqueda, bien a través de internet, bien en ciertos países, se debe a su situación legal. Por el momento se trata de un medicamento legal, que puede suministrarse sin receta en muchos países y que se diagnostica a través de receta con la intervención de un facultativo. La receta se extiende con facilidad reportando perdida de memoria.

En los Estados Unidos, el adrafinil no está regulado. No ha sido aprobado para usos clínicos. A diferencia del modafinilo, adrafinil no está clasificado como una droga controlada y no entra dentro de la jurisdicción de la DEA, en particular, no es ilegal la posesión sin receta médica y pueden ser importados para uso privado por los ciudadanos.

En Europa se comercializa bajo varios marcas comerciales, con fines médicos. Aunque en Francia un preparado a base de Adrafinil, llamado Olmifon, fue reclasificado a partir de 2011 por los organismos competentes, encargados de controlar medicamentos y drogas y en estos momentos se trata de un compuesto sin permiso de comercialización, aunque no está penalizado por el momento el consumo del principio activo Adrafinil.

Efectos Adrafinil

Por otra parte la metabolización en el organismo de este profármaco, llamado Modafinilo, produce unos efectos farmacológicos muy similares. Estos efectos se producen tras cierto tiempo al metabolizar el principio activo en el torrente sanguíneo. Los efectos se manifiestan a partir de los 45 minutos, si la ingesta ha sido por via oral y con el estómago vacío.

La toma de Adrafinil debe atenerse a la siguiente posología: Dosis habitual- entre 600 y 1200mg diarios, de 600mg por toma. La recomendación es que las tomas se lleven a cabo al levantarse y antes del medio día, tratando de evitar la tarde o noche, ya que provoca insomnio.

Los beneficios del Adrafinil son: La eliminación casi total de la fatiga a dosis recomendadas. Mejora clara de la memoria, con un tratamiento supervisado por facultativo. Mejora de la cognición. Los procesos racionales se hacen más evidentes en el individuo y con mayor control.

Alta capacidad para reaccionar a los estímulos externos, proporcionando una clara mejora en los reflejos. Aumenta considerablemente la sensación de bienestar interna. El individuo percibe una mejora subjetiva de índole emocional y física. Se ha constatado en estudios realizados recientemente acerca de la mejora cognitiva en personas sanas del Adrafinil/Modafinil, sobre todo en lo referente a la memoria funcional. Otra mejora constatada es la percepción por parte del individuo de la tarea en si, entendiéndola como divertida e interesante. Se produce un claro incremento de la motivación, en los preliminares a la realización de la tarea. Otra de las consecuencias del incremento de la motivación personal relacionado con las tareas a acometer es la mejora de la capacidad de concentración.

Según algunos estudios ayuda a la no progresión y el tratamiento del Alzheimer. El Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología valora que nos encontramos ante el primer ejemplo real de una droga inteligente, lo que genera un debate ético real que hay que enfrentar, poniendo el foco en el nuevo escenario que se estaba abriendo tras su consumo masivo.

Consecuencias habituales
Adrafinil

Más recientemente la Universidad de Oxford en Reino Unido quiso analizar las consecuencias de su consumo a través de un estudio cognitivo del que formarían parte distintos estudiantes de este centro. Se compararían La atención visual, la memoria espacial, las funciones ejecutivas y la memoria episódica antes y después del consumo de modafinilo.

En lo referente a efectos secundarios, como se trata de un medicamento no recomendado para tratamientos a largo plazo, no existen casos de efectos secundarios graves. Tampoco se conoce la metabolización real del hígado ya que parece ser algo muy diferente en cada individuo. Como se trata de un estimulante muy potente, si ha habido episodios de angustia, ataques de pánico o ansiedad, se recomienda un consumo inteligente. .

Por último, mucho más agorera se ha mostrado la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) elaborando un listado de posibles efectos secundarios entre los que se encuentran problemas a la hora de respirar; inflamación en cara, boca y garganta; erupciones; fiebre; mareo; dolor de cabeza; problemas estomacales y pérdida de apetito. Además, puede acabar derivando en otros problemas de índole psicológico como los cambios de humor, la sensación de desasosiego, la agresividad, la confusión e, incluso, el desarrollo de ideas suicidas.